Visceras en la noche

Y el tiempo se hizo silencio en la madrugada,

de ese en el que uno ya no busca nada.

Seriedad sin emboscada tras la dosis reclamada.

Y tal vez sea por siempre que los ruidos de la ciencia cesen por completo.

Sería mala marea que fiel a unas ideas me retorcia por dentro.

Juro que fue tormento, pero tambien alimento.

Aunque en el silencioso universo recuerdo tu voz.

A la espera del envite que es seguro compite con mis errores y mis dolencias.

Siendo feliz por momentos en los cuales sin sonidos alimento mi cuerpo.

Alguien llama dede ahí fuera, pues tal vez sea persona limpia,

pero como te acobardes te desgarran las entrañas.

Parir en silencio.

Morir todavía.

Ganar la batalla.

Sufrir no podría.

Visceras en la noche.

POESÍA
MÚSICA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *